¿POR QUÉ LAS VITAMINAS Y EL MAGNESIO SON IMPORTANTES PARA TU SALUD?

Nuestro organismo necesita vitaminas y ciertas sustancias para funcionar de forma correcta. Entre las vitaminas más destacadas se encuentran: B1, B2, B3, B5 y  B6. La vitamina B1 contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y del corazón. La vitamina B2 contribuye a mantener una piel y visión sanas. La vitamina B3 ayuda a reducir el cansancio y la fatiga. La vitamina B5 contribuye a la síntesis y al metabolismo energético normal. La vitamina B6 ayuda a la formación de glóbulos rojos, a regular la actividad hormonal y a disminuir el cansancio y la fatiga.  Por otro lado, una sustancia muy importante para que nuestro organismo funcione de forma correcta es el magnesio, que participa en más de 300 reacciones químicas y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga. También tiene un papel esencial en el funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos.

La mayoría de las vitaminas y el magnesio se pueden obtener en los alimentos, pero lo que suele ocurrir es que no conseguimos aportar todas las sustancias y vitaminas que nuestro cuerpo necesita y por eso es recomendable hacer uso de una ayuda extra. Por ejemplo, algo muy útil en estos casos es utilizar un complemento alimenticio. Magnesium Duo es un complemento alimenticio que contiene magnesio, 8 vitaminas del grupo B, selenio y vitamina E, estos últimos ayudan a la protección de la células frente al daño oxidativo.

Cómo llevar un estilo de vida saludable

Además de usar un complemento alimenticio como Magnesium Duo, también es importante mantener una dieta rica y variada con alimentos que posean estas sustancias. Por ejemplo en el caso del magnesio nos lo encontraremos en verduras como acelgas o espinacas. También los frutos secos como los anacardos, almendras y avellanas. En la fruta especialmente en el plátano, aguacate y por supuesto en los legumbres como arroz, garbanzos. El cacao también contiene magnesio. Además de llevar una alimentación saludable y hacer uso de Magnesium Duo es importante también complementar esto con algún tipo de actividad física. Llevar una vida activa tiene un impacto en la salud casi inmediato, el sedentarismo solo trae consigo malestar y una gran cantidad de enfermedades. Practicar un deporte no tiene edad y siempre es algo bueno ya que sus beneficios son múltiples:

Metabolismo. Ayuda a la circulación ya que cuando se practica algún tipo de deporte conseguimos que se aumente la capacidad de oxigenar en tejidos y órganos. También consigue reducir el colesterol que consideramos malo. Fortalece músculos y huesos que al final constituyen una parte muy importante de nuestro cuerpo y son los que permiten que las personas puedan llevar una vida normal. 

Mente. Potencia el bienestar de quien practica un deporte y ayuda a combatir algunos estados de ánimo como la ira, depresión y  la ansiedad. Después de practicar un deporte nos sentimos mejor y con una gran cantidad de energía. También mejora la calidad del sueño, se duerme mejor después de haber realizado deporte. 

Corazón. Disminuye la presión arterial y mejora la circulación del organismo. También ayuda a que retrasar la aparición de varices y evita que se puedan formar coágulos que puedan constituir un infarto. Además, también previene el riesgo de sufrir otro tipo de enfermedades como la diabetes o incluso el cáncer. 

Tabaco. Muchas personas consiguen dejar de fumar cuando comienzan a practicar algún deporte. Su consumo va disminuyendo cuanto más deporte va realizando, se sienten mejor y tienen menos ansiedad. 

Esperanza de vida. Muchos expertos consideran que realizar una actividad física de forma habitual prolonga la vida del individuo. Al final esto es una consecuencia de los beneficios que aporta practicar un deporte.

Autoestima. La mayoría de las personas que realizan algún deporte suelen sentirse mejor consigo mismo ya que la mente proyecta una sensación de independencia y de superación. En algunos deportes preparan al individuo para superar un reto cada vez mayor, por lo que en el día a día esto también es algo positivo y que suelen aplicar a su rutina. 

Como podemos ver, llevar una alimentación sana, practicar algún deporte y hacer uso de un complemento alimenticio es la combinación perfecta. Así nos aseguramos de cuidar todo nuestro cuerpo de una manera completa y equilibrada.